Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona.

+info

Cuando apenas nos hemos dado cuenta de que los millennials se han hecho adultos y que cuando hablamos de los jóvenes nos referimos a los centennials, vienen los vendedores y nos hablan de la generación T (de touch, para algunos también conocida como generación alfa), aquella que nació con un iPad bajo el brazo. Los expertos sin embargo nos avisan de que este afán por crear etiquetas y categorías a veces responde más a intereses comerciales y que el reemplazo generacional es un movimiento lento que puede durar 20 o 30 años.

Volvo XC40 Recharge Eléctrico Puro

Volvo XC40 Recharge Eléctrico Puro
El auténtico SUV urbano 100% eléctrico, que viene a revolucionar el sector con sus más de 400 kilómetros de autonomía y una potencia de 408 CV. Para que puedas disfrutar al máximo de la carretera de la forma más sostenible.

Sí parece más correcto hablar de nativos digitales, la generación de aquellos que han crecido asumiendo como propia la última gran revolución de nuestra sociedad: la de las Tecnologías de la Información y la Comunicación. Esta revolución comenzó a principios de los 80, con el cambio al dígito como base de conocimiento, y ha cabalgado a lomos del ordenador personal, internet y el smartphone.

Sin embargo, a las nuevas generaciones no les podemos hablar de la era digital porque sería (literalmente) hablarles del siglo pasado. Estamos a las puertas de la próxima revolución de nuestra sociedad, y es la que va a marcar la diferencia entre ellos y nosotros: el futuro es eléctrico. Para ilustrarlo, vamos a tomar de ejemplo el Volvo XC40 Recharge Eléctrico Puro que, como veremos, puede parecerse mucho al vehículo que conducirán las próximas generaciones. 

El coche conectado, el gran hito del nativo digital

El coche conectado ha sido, de momento, el gran hito del nativo digital. Ha supuesto una nueva forma de comunicar el automóvil con su entorno, tanto con los otros vehículos (comunicación Car To Car), con los servicios de emergencia (Car To Infraestructure) e incluso con nosotros mismos (Car To Driver). La gama Volvo XC40 Recharge es un buen ejemplo de ello: desde la aplicación app Volvo Cars, que nos permite controlarlo a distancia, hasta la tecnología Road Status, a través de la cual compartir la información con los otros vehículos y las autoridades para una mejor gestión del tráfico.

En este hito, un elemento determinante ha sido la adopción masiva del smartphone como herramienta de comunicación y ocio. Su omnipresencia ha convertido a los sistemas operativos más populares (Android, iOS, etc.) en un estándar para lo que se denomina la Human-Machine Interface (HMI), esto es, la forma de comunicarnos e interactuar con las máquinas.

Así, el nativo digital ha terminado por integrar el móvil en el propio propio vehículo, con sistemas on-board como Android Auto o Apple Carplay (disponibles en la gama Volvo desde 2018 y de forma inalámbrica desde 2020). El paso más reciente lo ha dado Volvo, incluyendo en el propio sistema del coche las apps y servicios de Google que podremos disfrutar sin nuestro smartphone. El Volvo XC40 Recharge Eléctrico Puro ha sido el primer modelo en incluirlo, pero ya le han seguido otros como los XC60, S90, V90, V90 Cross Country y C40 Recharge.

De la generación del «toque» a la del control por voz

Sin embargo, cuando aún no hemos podido vivir la eclosión de la generación T, vemos que los sistemas táctiles se están sustituyendo por los de control de voz. Una tendencia hacia la comunicación oral que se ve reflejado en los hábitos de los más jóvenes: la vuelta a los whatsapps de audio frente a los mensajes de texto, los videos de TikTok frente a los blogs escritos o el Discord frente a los chats y foros.

Así, las nuevas generaciones consolidarán los sistemas de comandos de voz en el automóvil. Disfrutarán, por un lado, los propios sistemas on-board, como los que podemos usar en el Volvo XC40 Recharge: sistema de navegación, reproducción multimedia, ajuste del climatizador, llamadas telefónicas… Por otro, los utilizados en los asistentes virtuales como el de Google, que podemos usar en nuestro Volvo XC40 Recharge de forma integrada, como hemos visto anteriormente.

La seguridad al volante por delante de todo

Muchos de los avances del automóvil conectado responden a la concienciación por la seguridad vial que han ido adquiriendo las últimas generaciones. El mayor logro en este campo han sido los ADAS o Sistemas Avanzados de Asistencia al Conductor, que la Unión Europea obligará a incluir a partir de 2022, pero que ya podemos disfrutar en la gama Volvo XC40 Recharge y el resto de modelos del fabricante sueco: City Safety, Pilot Assist o Lane Keeping Aid, entre otros.

Muchos de estos ADAS bien podrían parecernos de ciencia ficción hasta hace poco. Pero lo cierto es que serán algo de lo más normal para nuestros hijos y nietos, que darán por sentado que el automóvil posea ciertas habilidades de inteligencia artificial (al fin y al cabo, ya contamos con muchas funciones smart en gadgets y electrodomésticos).

Estas funciones inteligentes podrían suponer el preludio del coche autónomo. En cualquier caso, de momento a los más jóvenes no parece atraerles la posibilidad de perder el control del volante y habrá que preguntarles a las nuevas generaciones si están dispuestos a renunciar al placer de la conducción.

El automóvil será eléctrico o no será

En paralelo a la transformación del vehículo conectado, se está produciendo otra de idéntico calado: la electrificación de la movilidad urbana. Los insostenibles niveles de contaminación en la ciudad han llevado a Gobiernos de todo el mundo a planificar el fin de los vehículos térmicos. Aunque existen varias alternativas, al final el futuro pasa por el vehículo eléctrico, que en pocos años será el gran protagonista de las ciudades.

Las nuevas generaciones no conocerán ni querrán otra forma de moverse: ejemplos como el de Greta Thunberg nos demuestran que los más jóvenes no están dispuestos a cargar con los errores de sus antepasados. Tampoco van a renunciar a vivir en las ciudades, pues según las Naciones Unidas, la población urbana mundial va a pasar del 55 % actual al 68 % en 2050. Teniendo en cuenta el crecimiento bruto de los habitantes de nuestro planeta, ello va a suponer la incorporación de 2.500 millones de personas a las urbes de todo el mundo.

Sin embargo, debemos quitarnos de la cabeza la imagen de las megaurbes masificadas. Este crecimiento responde más a la transformación de las zonas rurales en urbanas que a un éxodo masivo a los principales núcleos de cada país. De hecho, se producirá principalmente en países en vías de desarrollo, sobre todo, África y Asia, mientras que algunos gigantes como Tokio o Nueva York perderán población frente a otras ciudades de menor tamaño y densidad. Las medianas, de menos de un millón de habitantes, suponen ya más de la mitad de la población urbana mundial.

Un automóvil para disfrutar de las experiencias

Así, el automóvil de las próximas generaciones será urbano y de tamaño compacto para circular con agilidad por la ciudad. Pero debemos desechar la imagen de ese utilitario funcional y ultracompacto donde apenas caben dos pasajeros y solo sirve para hacer pequeños trayectos. Porque si hay algo que diferenciará a los futuros habitantes de nosotros, será el afán de vivir experiencias auténticas. Una motivación aspiracional que puede traducirse en realizar actividades al aire libre, compartir momentos con sus seres queridos o viajar a lugares recónditos.

En muchos casos, para esta nueva población urbana la autenticidad de estas experiencias se vivirá en entornos naturales y rurales, como una vuelta a los orígenes de sus padres y abuelos. Y, para llevarlo cabo, demandarán un tipo de vehículo versátil, que les permita circular con comodidad por la ciudad, pero también cargar con familia y amigos, equipajes y materiales, y alcanzar localizaciones que a veces no son de fácil acceso.

Si ese vehículo se trata de un SUV compacto y eléctrico como el Volvo XC40 Recharge Eléctrico Puro, está aún por ver. Pero lo cierto es que la categoría crossover no para de crecer en cuota de mercado y que el segmento de los C-SUV ha tomado la delantera a los más voluminosos. En todo caso, el automóvil de las próximas generaciones conservará toda la esencia de los modelos Recharge: ágil, confortable, sostenible y lo suficientemente poderoso para hacerles cumplir todos sus sueños.