Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Las restricciones a la movilidad por la pandemia, y la consecuente crisis económica, ha hecho que muchos potenciales compradores hayan decidido posponer la renovación de su vehículo. Según los datos de JATO Dynamics, las ventas en Europa cayeron en 2020 hasta situarse en torno a los 10 millones de unidades, lo que ha supuesto una caída del 26 % con respecto a 2019. En España, según las cifras de Anfac, las ventas fueron de 851.211 unidades, un 32,3 % menos que el año anterior.


Diseño de lujo y potencia sostenible. Todo en un mismo SUV premium, eléctrico, híbrido enchufable y de alto rendimiento. Explora las posibilidades del XC90 con motor T8 Twin Engine.

Sin embargo, la crisis no ha golpeado a todos los fabricantes por igual. Algunos segmentos y categorías han amortiguado mejor el impacto, y las marcas que han apostado por ellos verán reforzada su posición en el mercado. Aunque por el título ya sabes de lo que te estamos hablando, vamos a repasar este fenómeno tomando de ejemplo las cifras de Volvo y su XC90 Recharge, el modelo que mejor se ajusta a este perfil. La marca sueca ha soportado mejor la caída de matriculaciones en 2020 (en España, un 17 % menos frente a la caída del 35 % de la media nacional) y ha arrancado 2021 con el mejor primer trimestre de toda su historia (un 40 % más en todo el mundo).

El SUV sigue siendo la categoría de éxito durante la crisis

Ya sabemos que el SUV se ha convertido en la categoría estrella en las últimas dos décadas. La versatilidad y polivalencia que ofrece para el estilo de vida actual (deportividad sin renunciar a seguridad y confort), lo hacen más apto para todo tipo de conductores, que ahora tienen un concepto de libertad más asociado a la naturaleza. 2019 cerró con más de 6 millones de unidades SUV vendidas en Europa, lo que supuso un récord para la industria del 38,3 % del mercado total.

Como sabemos, en 2020 las cifras de ventas han disminuido en general, aunque la categoría SUV han conseguido aumentar su cuota de mercado al 40,4 %. Los más vendidos han sido los llamados SUV compactos, mientras que los SUV urbanos y los SUV familiares fueron el tercer y quinto segmento más vendidos. La variedad de segmentos ha sido precisamente una de las claves del éxito de la categoría.

Por su parte, la gama SUV de Volvo, con el XC90 a la cabeza, pero acompañado de otros modelos como los Volvo XC60 Recharge y XC40 Recharge, ha sido muy importante para sostener sus ventas durante la pandemia. Según sus propias cifras del primer trimestre de 2021, las ventas en China aumentaron un 118 % (45.242 unidades), mientras que en Estados Unidos crecieron un 40 % (27.239 unidades). Ambos son mercados con una gran aceptación de la categoría SUV y el año pasado tuvieron una gran demanda de los modelos del fabricante sueco.

La importancia de la identidad de marca de los vehículos prémium

Si analizamos los datos oficiales más en profundidad, vemos que las marcas prémium han salido más reforzadas de la crisis que las generalistas. Su descenso de ventas ha sido en 2020 del 26,2 %, frente al 35,3 % de la media del mercado. Si nos ceñimos al segmento SUV, las diferencias se acentúan aún más: los todocaminos prémium “solo” han sufrido un descenso del 21 %, frente a la caída del 36 % del resto de segmentos en categorías de lujo.

Vemos así que son los fabricantes prémium los que mejor han conseguido amortiguar el golpe al sector. Aquellos con la identidad de marca más fuerte son los que han mostrado más resistencia frente al descenso de ventas generalizado. Precisamente por ello, han conseguido potenciar y aprovecharse de uno de los factores de éxito del segmento SUV: el concepto de mayor estatus. Modelos como el Volvo XC90 Recharge responden a este deseo, sumando la distinción de conducir un tope de gama híbrido enchufable al prestigio de Volvo como marca líder en seguridad y confort. 

A nivel global, aunque las marcas generalistas siguen liderando los ranking, las prémium han escalado posiciones en 2020. Entre todas ellas destaca Volvo. En un mercado tan castigado como el español, el fabricante sueco ha sufrido una caída de matriculaciones del 13 %, frente al batacazo de sus competidores de entre el 26 y el 28 %. Ello le ha servido para aumentar su cuota de mercado también en nuestro país, hasta el 1,7 % (un 27 % más que en 2019).

El camino hacia la electrificación no se detiene

Ahora, si revisamos las cifras de ventas, al menos en España podemos pensar que los vehículos de propulsión alternativa (híbridos, eléctricos puros, etc.) no terminan de despegar. En 2020 supusieron sólo el 22,5 % del total de ventas en nuestro país, mientras que el 77 % restante corresponde a modelos térmicos al cien por cien.

No obstante, a pesar de que los vehículos de combustión siguen copando la mayor parte del mercado, si miramos el detalle podemos identificar una mayor predisposición de los compradores hacia los modelos más ecológicos (22,5 %). Sus ventas han sido similares a las de los diésel (27,7 %), habiéndolas superado incluso en noviembre y diciembre. Y estarían más cerca de las de gasolina, que han pasado en un año de suponer el 60,1 % al 49,8 %. Esta tendencia ha beneficiado a aquellos fabricantes que han apostado más por la electrificación y han metido en su hoja de ruta la sostenibilidad como factor prioritario.

Y la tendencia podría ser mayor en el resto de 2021 y años sucesivos. El cambio del sistema de homologación de emisiones del NEDC al WLTP, supondrá un incremento en el impuesto de matriculación de los vehículos térmicos y, por tanto, en su precio final. A nivel nacional, podremos beneficiarnos del recientemente presentado Plan Moves III (que sigue una línea continuista para potenciar la penetración de los coches híbridos enchufables y eléctricos) y, en algunas comunidades, también tendrán aún a su alcance el Plan MOVES II.

SUV prémium eléctrico: la fórmula secreta de Volvo

 

Volvo no ha dudado en ofrecer una versión híbrida enchufable de su SUV más prémium. El XC90 Recharge responde a esa sensibilidad ecológica sin tener que renunciar al mayor lujo de los vehículos de gama alta. Y la combinación de SUV y electrificación ha sido de gran importancia para el fabricante sueco.

Actualmente, el 20 % de los coches que matricula en España son híbridos enchufables, mientras que el resto de marcas prémium se sitúan en torno al 10 %. En el ámbito europeo, la gama Recharge ha supuesto el 39 % de sus ventas el pasado mes de marzo y un 26 % a escala mundial. En algunos países como los escandinavos, los electrificados han llegado a suponer el 80 % de las ventas totales de Volvo.

Para este año, Volvo ya cuenta con el lanzamiento de su primer crossover eléctrico puro, el C40 Recharge, y prevé que la cuota de ventas de este tipo de vehículos a nivel mundial sea del 50 % en 2025.

Flexibilidad en la compra de vehículos, clave en la “nueva normalidad”

El pasado 2020, con motivo de la pandemia y las restricciones de la movilidad, las consultas y gestiones de muchos compradores se han tenido que realizar de forma telemática. Así, los fabricantes que han potenciado sus canales digitales han avanzado posiciones. Por ejemplo, la firma sueca ha lanzado servicios online como Stay Home Store o Volvo Car Plan, con los que podemos adquirir un nuevo vehículo a través de la web o gestionar de forma totalmente online la red de talleres oficiales.

Los compradores, en general, agradecen todo tipo de opciones que les permitan usar y adquirir productos con más flexibilidad. Otro ejemplo es el renting, que ha ganado mucha fuerza entre particulares y autónomos. La posibilidad de estrenar coche cada poco tiempo sin tener que realizar un gran desembolso resulta muy atractiva para los nuevos compradores.

Los SUV se ajustan como anillo al dedo a esta modalidad de arrendamiento, por su versatilidad tanto como coche familiar como de trabajo. Y si es de una marca prémium, el propietario sabe que su negocio tendrá un plus de distinción y elegancia. Si además se trata de un híbrido enchufable, sabe que con el distintivo ambiental CERO tendrá libertad absoluta para circular por la ciudad. Volvo no ha sido ajeno a este fenómeno, pues el 40 % de sus ventas a particulares en España se efectúan a través del canal de renting.

Como vemos, Volvo es un buen ejemplo de cómo algunos fabricantes han salido reforzados de la crisis. Su deseo es seguir en los próximos años la buena senda iniciada este para crecer por encima de la media del mercado (en torno al 15 %). Y, para ello, enriquecerá su oferta con nuevos SUV y nuevos modelos electrificados.