Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona.

+info

Si este año ha supuesto un hito en la historia de Volvo por el lanzamiento de su primer vehículo eléctrico de batería, el Volvo XC40 Recharge Eléctrico Puro, el 2022 lo será por la llegada de su primer eléctrico dedicado, el Volvo C40 Recharge Eléctrico Puro.

Volvo XC40 Recharge Eléctrico Puro

Volvo XC40 Recharge Eléctrico Puro
El auténtico SUV urbano 100% eléctrico, que viene a revolucionar el sector con sus más de 400 kilómetros de autonomía y una potencia de 408 CV. Para que puedas disfrutar al máximo de la carretera de la forma más sostenible.

Ambos modelos comparten un gran número de elementos y guardan muchas similitudes, pero las diferencias en la concepción de uno y otro conllevan una serie de peculiaridades que es necesario tener en cuenta si vamos a adquirir alguno de los dos. A continuación, vamos a repasar los distintos aspectos que asemejan y diferencian al SUV compacto y al crossover eléctrico de Volvo.

Diseño: un SUV compacto frente a un crossover urbano

perfil frontal XC40

Frontal del Volvo XC40 Recharge Eléctrico Puro.

Volvo C40 Recharge Studio

Frontal del Volvo C40 Recharge Eléctrico Puro.

Está claro que los Volvo XC40 Recharge y C40 Recharge 100% eléctricos son hermanos, al menos en apariencia. Ambos son vehículos de carrocería en dos volúmenes, cinco puertas y cinco plazas. Además, sus dimensiones son muy parejas, siendo el XC40 ligeramente más corto (4,425 m por 4,431 m) pero más alto (1,65 m por 1,58 m) que el C40. Cuentan con un diseño minimalista, elegante y de calidad tanto en el interior como en el exterior, de acuerdo a los cánones de diseño de Volvo. 

Aun así, hay varias diferencias de diseño entre ambos modelos que conviene tener en cuenta. El Volvo XC40 Recharge Eléctrico Puro es, como ya sabemos, la versión eléctrica de batería (BEV) del SUV compacto superventas que ya conocemos en sus versiones térmicas e híbridas enchufables (PHEV). La gran diferencia con estas a nivel estético está en la parrilla carenada en el frontal (al carecer de motor térmico, no requiere de ventilación), que es a su vez el signo diferenciador de los modelos eléctricos de batería de Volvo. También encontramos algunos colores exclusivos y el techo que siempre veremos en negro, junto a diseños diferenciados en las llantas (de 19 o 20 pulgadas).

perfil completo xc40

Perfil del Volvo XC40 Recharge Eléctrico Puro con perfil tradicional de SUV compacto premium.

El Volvo C40 Recharge es, en cambio, un crossover diseñado específicamente como vehículo eléctrico de batería. De hecho, es el primer diseño BEV dedicado de Volvo. Es decir, no encontraremos versiones térmicas ni híbridas de este modelo.

Estéticamente, presenta una llamativa silueta en forma de coupé. Si bien su parte frontal es muy similar a la del XC40 (por supuesto, con el frente carenado), la mitad posterior muestra una caída tipo fastback que continúa hasta la luna trasera, realzada por dos elegantes alerones al principio y al final de la misma.

perfil cargando c40

Perfil del Volvo C40 Recharge, con su silueta tipo coupé.

Así pues, visto por detrás, el C40 presenta unas líneas y luminarias realmente diferentes a las del XC40. Si miramos hacia arriba, encontramos más diferencias, pues el techo panorámico del XC40 (abatible por la mitad) se vuelve fijo y se amplía con vidrio templado y tintado para maximizar la sensación de espacio, pero protegiendo de los deslumbramientos y rayos UV.

En conjunto, podemos decir que el Volvo C40 Recharge muestra una estética más deportiva y urbana con respecto al resto de SUV, más aún si escogemos para la carrocería el color Fjord Blue, exclusivo para el crossover.

trasera XC40

Parte posterior del Volvo XC40 Recharge Eléctrico Puro.

Volvo C40 Recharge Studio

Parte posterior del Volvo C40 Recharge Eléctrico Puro.

techo xc40

Parte superior del Volvo XC40 Recharge Eléctrico Puro con techo panorámico abatible.

techo c40

Parte superior del Volvo C40 Recharge Eléctrico Puro con techo panorámico ampliado.

En el interior, el Volvo C40 Recharge también presenta peculiaridades de diseño. Lo más reseñable es la ausencia total de cuero, en la línea de Volvo de buscar vehículos veganos. Por contra, se utilizan materiales ecológicos como el Microtech o el Nórdico, con la opción de combinar el negro con el Fjord Blue para resaltar los elementos del interior.

El salpicadero y las puertas muestran algunos detalles como molduras y motivos retroiluminados, cuyas formas están inspiradas en el mapa topográfico del Parque Nacional de Abisko, en Suecia.

Motor y batería: sistemas idénticos con sutiles diferencias

plataforma cma

Plataforma CMA, común para los Volvo 100% eléctricos XC40 Recharge Electric y C40 Recharge.

Si vamos más allá de la carrocería y el diseño, vemos que el XC40 Recharge Eléctrico Puro y el C40 Recharge Eléctrico Puro son realmente similares. Ambos están diseñados sobre la base de la plataforma CMA (Compact Module Architecture) de Volvo, que hereda los mejores sistemas de la plataforma SPA que comparten sus hermanos mayores. Así, tanto el SUV compacto como el crossover cuentan con una configuración de doble motor eléctrico de 150 kW, uno para cada eje, por lo que estamos hablando de dos modelos con tracción integral AWD.

Esta motorización está alimentada, por su parte, por una batería de ión-litio de 78 kWh. Este sistema de propulsión cien por cien eléctrica les permite desarrollar a ambos vehículos una potencia máxima de 408 CV y 660 Nm de par motor. Gracias a estas cifras, el Volvo XC40 Recharge puede acelerar de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos, mientras que el Volvo C40 Recharge lo puede hacer en 4,7 debido a su mejor coeficiente aerodinámico (un 4 % más eficiente, según el fabricante). En ambos casos, la velocidad máxima está limitada electrónicamente por motivos de seguridad vial a 180 km/h.

En cuanto a la batería, como hemos dicho, es de tipo ión-litio con una capacidad de 78 kWh. Según Volvo, ofrece al XC40 una autonomía de hasta 418 km (homologada según ciclo combinado WLTP), mientras que en el C40 es de 440 km (entendemos que por el mejor coeficiente aerodinámico). En los dos coches, la batería puede recargarse al 100% en unas 8 horas en una toma doméstica de 11 kW, mientras que en un punto de carga rápida de 150 kW pasará del 10 % al 80 % en poco más de media hora.

cargando xc40

Toma de carga del Volvo C40 Recharge en la parte lateral trasera.

C40 cargando

Toma de carga del Volvo C40 Recharge en la parte lateral trasera.

Cabe decir que recientemente se ha lanzado una versión FWD (tracción delantera) del Volvo XC40 Recharge Eléctrico Puro, con un único motor de 170 kW que arroja una potencia máxima de 231 CV y un par motor de 330 Nm. La batería, en este caso es de 70 kWh y ofrece una autonomía homologada de 400 km en WLTP.

De cualquier forma, tanto en esta versión como en sus hermanas mayores, la batería se encuentra protegida por una jaula de seguridad que asegura a los ocupantes si se produce un accidente.

Tecnología: ambos muy completos, pero el C40 presenta alguna innovación añadida

interior detalle C40

Centro multimedia del Volvo C40 Recharge con Google Integrado.

Lo primero que llama la atención en ambos modelos son sus paneles digitales. El que sustituye al cuadro de instrumentación es de 12 pulgadas y exhibe tres modos de visualización de los controles: Calm, con la información indispensable; Navi, que nos muestra la navegación en ruta; y Car Centric, con los distintos sistemas de seguridad.

La otra pantalla, de 9 pulgadas, pertenece al centro multimedia y su interfaz nos resulta muy familiar, ya que funciona con Google integrado. Esto quiere decir que tanto en el SUV compacto como en el crossover podremos utilizar sus aplicaciones (Google Maps, Spotify, etc.), así como el asistente virtual Google Assistant con los comandos de voz.

En cuanto a tecnologías específicas para la gama eléctrica de Volvo, el XC40 Recharge eléctrico estrena dos nuevos avances. Por un lado, la nueva familia de sensores de Zenuity, que viene a mejorar los sistemas de seguridad activa habituales en el fabricante sueco: cámaras de visión 360º, el Control de Crucero Adaptativo Pilot Assist de Volvo, detector de obstáculos con freno automático, sistema BLIS para el punto ciego… Por otra parte, la nueva app Range Assistant nos ayudará a controlar y optimizar la autonomía a través de una gestión inteligente de la energía y de consejos sobre nuestro estilo de conducción.

tecnologia range assist

Centro multimedia del Volvo XC40 Recharge Eléctrico Puro con tecnología Range Assist.

Estos sistemas ya estarán presentes en el Volvo C40 (el Range Assistant con un botón específico) y, además, sumará algunos avances propios. Un buen ejemplo es la tecnología LED Pixel aplicada a sus juegos ópticos delanteros y que dota a cada faro de 84 luces que se adaptan automáticamente a las condiciones del tráfico.

Así, podemos llevar las luces largas, pero el sistema detectará hasta cinco vehículos de forma simultánea y oscurecerá los “píxeles” específicos para no deslumbrarlos. Y un último dato al respecto: la insignia en el frontal se calienta para que la cámara y los sensores no se empañen con el frío o la lluvia.

Uso diario: conducción simplificada y confortable

circulando xc40

Volvo XC40 Recharge Eléctrico Puro en marcha.

Volvo entiende que una conducción más sencilla es también más confortable y segura. Por eso concibe el futuro de sus vehículos desde la simplificación al volante. Y tanto los 100 % eléctricos XC40 Recharge como el C40 Recharge son buena prueba de ello.

En los dos arrancamos sin necesidad de girar llave o pulsar botón alguno, con tan solo pisar el freno ya pondremos el coche en marcha. Será, además, de los pocos momentos en los que tocaremos este pedal, pues con el modo “One Pedal Drive” (activado por defecto) podremos circular prácticamente solo presionando y soltando el acelerador.

En carretera, las cosas también se simplifican, pues no contamos con modos de conducción más allá de la posibilidad de desactivar el mencionado One Pedal Drive. Serán los distintos sistemas del vehículo los que realicen todos los ajustes para procurarnos la conducción más confortable. En este sentido, las premisas son muy similares tanto en el SUV compacto como en el crossover: estabilidad y aplomo sobre el asfalto. Es en parte debido a la mayor masa (en torno a los 2.200 kg) y al punto de gravedad más bajo. Igualmente apreciaremos una agilidad y aceleración increíbles gracias al par inmediato que dan los motores eléctricos y a los 408 CV de potencia.

Las pocas diferencias llegan por las peculiaridades de cada carrocería. El C40 Recharge, por su mejor coeficiente aerodinámico, se antoja más silencioso y eficiente en movimiento. El XC40 Recharge Electrico Puro, al contar con un techo más alto, aporta algo más de espacio a los pasajeros de las plazas traseras y en el maletero. Sin embargo, la capacidad de almacenamiento es similar en ambos modelos, en torno a los 414 litros con otros 31 adicionales bajo el capó delantero.

Volvo C40 Recharge

Volvo C40 Recharge Eléctrico Puro en marcha.

Al final, los compradores optarán por uno u otro modelo en función de sus gustos estéticos y de las ventajas que puedan ofrecerles en su día a día uno u otro tipo de carrocería. Mientras que el Volvo XC40 Recharge Electrico Puro proporciona una experiencia más tradicional en la categoría SUV (dentro del segmento premium), el Volvo C40 Recharge Electrico Puro supone una visión más deportiva y vanguardista por su diseño diferenciado y los detalles exclusivos que luce.