Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Los coches eléctricos e híbridos son ya más que una realidad en nuestras carreteras. Sin embargo, la carga de sus baterías todavía suscita muchas dudas entre aquellos que se plantean adquirir uno.

¿Habrá suficientes puntos de recarga? ¿De qué tipos son? ¿Cuánto cuesta instalar uno en casa? Estas son algunas de las preguntas que surgen. Darles respuesta es la mejor manera de conocer hoy mismo la tecnología que está llamada a impulsar la movilidad sostenible.


El nuevo híbrido de Volvo combina un motor eléctrico con uno de combustión con tecnología Drive-e, ofreciendo máxima potencia y mínimo consumo. Explora las características del XC40 con motor T5 Twin Engine.

¿Qué tipos de puntos de carga existen?

Para responder a esta pregunta hemos de atender a dos cuestiones: la titularidad del punto de recarga y su tecnología. Así, podemos decir que existen puntos de carga públicos (que se suelen encontrar en la calle, en organismos públicos e incluso en parkings) y privados (que son los que se instalan en casa, en el garaje comunitario o en empresas y cuyo acceso es limitado).

En cuanto a su tecnología, pueden emplear corriente alterna (CA), para los modos de recarga lentos y semirrápidos, o corriente continua (CC), para los más rápidos. Además, como norma general, a mayor potencia ofrecida en la recarga menor tiempo ocupará.

También se debe tener en cuenta el tipo de conector que emplean y que debe ser compatible con el del vehículo. Existen tomas Schuko, como las que se emplean para enchufar cualquier electrodoméstico, que ofrecen potencias de hasta 3,7 kW; tipo 1, habitual en coches japoneses; tipo 2 o Mennekes, que es el estándar en Europa, utilizado por los Volvo XC40 Recharge Híbrido Enchufable y eléctrico puro, el cual les permite acceder a potencias de hasta 11 kW en CA (de 50-150 kW en CC); y tipo 3, cada vez menos habitual.

También existen conectores específicos para corriente continua, como los CHAdeMO y Combo 2, que pueden alcanzar los 150 kW.

¿Cuánto tarda en recargarse una batería?

El tiempo de recarga de las baterías depende de varios factores: la capacidad de la propia batería, la velocidad de carga seleccionada, el equipamiento o el estado del vehículo. Por ejemplo, un Volvo XC40 Recharge eléctrico puro puede completar en algo más de 40 minutos el 80 % de su carga si lo hace en un punto público rápido de corriente continua y hasta 150 kW de potencia. Si lo hace en uno doméstico de corriente alterna tipo Wallbox (hasta 11 kW), una recarga completa ocupará alrededor de ocho horas.

En el caso de un coche como el Volvo XC40 Recharge Híbrido Enchufable, su batería se puede recargar por completo en unas tres o cuatro horas en un cargador mural dedicado tipo Wallbox a 3,6 kW. Si es un enchufe convencional a 220 V, llevará entre cuatro y ocho horas.

¿Cuándo debo utilizar cada cargador?

El uso de cada tipo de cargador dependerá de las necesidades del conductor. La recarga de los vehículos como el Volvo XC40 Recharge Híbrido Enchufable se puede realizar perfectamente por la noche en un enchufe doméstico de 220 V. Aunque la versión eléctrica pura también se puede recargar en una toma tipo Schuko de manera ocasional, lo más práctico es instalar un punto de recarga tipo Wallbox que ofrezca un modo semirrápido.

Las cargas rápidas a corriente continua se deben reservar para los coches totalmente eléctricos en el caso de viajes largos o cuando vamos muy cortos de tiempo. El motivo de este consejo es que no conviene abusar de este tipo de recargas, que son mucho más exigentes con las baterías y también suelen resultar más costosas.

¿Tendré suficientes puntos de recarga disponibles?

Una recarga eficiente de vehículos como el Volvo XC40 Recharge Híbrido Enchufable y el eléctrico puro tiene mucho que ver con la planificación. Lo ideal es disponer de un punto de recarga allí donde solamos dejar aparcado el coche, es decir, en el garaje y en el trabajo. No en vano, es allí donde pasa más tiempo el vehículo y donde debería realizar la mayor parte de las recargas.

En cuanto a la red pública de cargadores, los datos del último Barómetro de ANFAC señalan que está compuesta por unos 8.600 cargadores en distintos puntos de España. Sin embargo, este panorama podría cambiar sustancialmente en los próximos años.

Basta con echar un vistazo a los planes de las grandes compañías eléctricas, como Iberdrola o Endesa, que prevén la instalación de miles de puntos de recarga públicos en los próximos cuatro años. Esto incluye aquellos situados en centros comerciales, parkings o calles, pero también en vías interurbanas.

¿Cómo puedo encontrar un punto de recarga?

Localizar un punto de recarga adecuado para el vehículo puede parecer complicado. Sin embargo, la tecnología nos facilita enormemente esta labor. Un buen ejemplo de ello es la app Volvo On Call, que permite a los usuarios de los Volvo XC40 Recharge Híbrido Enchufable y eléctrico puro encontrar los lugares más cercanos con instalaciones de recarga.

Asimismo, otras aplicaciones como Electromaps, Open Charge Map o Recarga Pública Iberdrola facilitan la búsqueda de puntos de recarga públicos y nos descubren sus características técnicas. Algunas de ellas permiten también ver en tiempo real si el punto está disponible e incluso reservarlo.

¿Cuánto cuesta instalar un punto de recarga en casa?

Tal y como hemos comentado, instalar un aparato en casa o el garaje que nos permita recargar el vehículo allí donde pasa más tiempo estacionado es realmente interesante. Esto se debe a que no siempre tendremos disponible cuando lo necesitemos un punto público o incluso uno privado en nuestro lugar de trabajo.

Aunque se puede recargar un vehículo enchufable como los Volvo XC40 Recharge Híbrido Enchufable y eléctrico puro en una toma doméstica tipo Schuko, instalar un cargador dedicado tipo Wallbox nos permitirá acceder a distintas velocidades de recarga. La solución que ofrecen Volvo e Iberdrola a los clientes de la marca cuesta 2.272 euros, instalación y garantía incluidas.

La llegada de un vehículo enchufable a casa suele requerir una ampliación de la potencia contratada que también conviene tener en cuenta. 

¿Qué distancia puedo recorrer con una batería totalmente recargada?

De nuevo, la capacidad de la batería del vehículo entra en juego para definir los kilómetros que se pueden recorrer con una carga completa. En el caso del Volvo XC40 Recharge Híbrido Enchufable, puede circular exclusivamente en modo eléctrico hasta 45 km. En cambio, la versión totalmente eléctrica alcanza una autonomía de unos 418 km según el ciclo WLTP.

Las opciones para recargar vehículos eléctricos e híbridos son muy variadas en una red que cada año aumenta más y más. Es el camino hacia un futuro en el que la energía eléctrica no solo moverá el mundo, sino que lo hará más sostenible para vivir en él. Es por ello que Volvo tiene especial interés en contribuir a esa recuperación medioambiental que adquiere para el fabricante sueco la misma relevancia que la seguridad, donde Volvo se ha convertido en enseña a lo largo de los años.

Ese objetivo pasa por la desaparición de la emisión de gases contaminantes, por lo que se ha propuesto completar la transición de toda su flota hacia una producción exclusivamente eléctrica en 2030.