Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

La inminente llegada del coche autónomo promete cambiar la conducción como nunca ha ocurrido en la historia del automóvil. Cuando alcance su mayor nivel de automatización, no tendremos necesidad de sujetar el volante, pisar los pedales ni mirar la carretera. Muchos piensan, sin embargo, que supondrá el fin de uno de las mejores cosas que tiene el automóvil: el placer de conducir.


Diseño de lujo y potencia sostenible. Todo en un mismo SUV premium, eléctrico, híbrido enchufable y de alto rendimiento. Explora las posibilidades del XC90 con motor T8 Twin Engine.

Según una encuesta de la consultora Ipsos MORI, el 61% de los españoles afirman que disfrutan conduciendo a diario, y que jamás renunciarían a la sensación de bienestar que les produce. De ellos, un 72% subraya la mayor libertad e independencia que te da un coche como principal motivo para ponerse al volante.

Este intangible universal se ha convertido en un clásico recurrente para varias generaciones de conductores. Y en eso tiene mucho que ver que cada vez disfrutamos de coches más cómodos y seguros. Como el Volvo XC90 T8 Twin Engine, uno de los vehículos más representativos respecto a comodidad y seguridad. Por eso vamos a tomarlo de ejemplo para explorar todos los elementos que hacen que conducir sea una actividad tan placentera. Esos que nunca se perderán, ni siquiera con la llegada del coche autónomo. 

Viajar para disfrutar de nuestro coche

¿De dónde procede esa sensación de libertad e independencia a la que aluden los encuestados? La publicación especializada Scientific American afirma que el coche es símbolo de libertad individual, porque nos da capacidad de elección y de controlar nuestra vida. Básicamente, nos permite ir a lugares para los que, de otra manera, dependeríamos de otras personas. Y viajar, como actividad lúdica, es el mayor exponente que podemos tener de esa libertad. No en vano, 8 de cada 10 españoles escogen un viaje en coche para disfrutar de su placer de conducir.

Además conducir durante horas actualmente no es lo mismo que cuando lo hacían nuestros abuelos, que se enfrentaban a peores condiciones de seguridad, mecánicas menos fiables e infraestructuras que dejaban bastante que desear.  Con los modelos actuales, ese estrés se ha transformado en tranquilidad, indispensable para disfrutar del trayecto. El Volvo XC90 Híbrido ofrece el paquete IntelliSafe Surround, que cuenta con sistemas para mejorar la visibilidad en circunstancias complicadas, reduce el riesgo de colisión por alcance con otros vehículos y nos ayuda a cambiar de carril en tramos con alto tráfico.

Máximo confort para el placer de conducir

Antiguamente, bastaban unos giros de volante para acabar con los brazos agarrotados, y un par de horas de trayecto para salir con el “culo cuadrado”. Hoy en día la sensación de acomodarnos en un buen asiento es similar a la que ofrece el mejor butacón que tenemos en casa, y casi podríamos echarnos la siesta en alguna parada de nuestro trayecto.

Gran parte de esta mejora en el confort es gracias a los avances en ergonomía y calidad de los materiales usados. En el caso del Volvo XC90 Híbrido, el asiento Contour ha sido diseñado para ofrecer una mejor sujeción del conductor, buscando reducir las inercias que tanto fatigan a la larga en un trayecto. Además, usan tapizados de cuero perforado, que permite la ventilación del conductor; o de Tailored Wool Blend, compuesto a partir de lana de poliéster reciclado.

Lujo y exclusividad para disfrutar al volante

El uso de materiales de calidad también influye directamente en la sensación de lujo y exclusividad del vehículo, y mejora muy positivamente la experiencia general al volante. Como propietarios tendemos a buscar interiores con carácter y personalidad, que permita identificarnos con el espacio y hacerlo “nuestro”. En este sentido, personalizar nuestro coche es una de las mejores experiencias que podemos tener, recreándonos en la posibilidad de elegir acabados y accesorios con los que hacer del nuestro el mejor de los automóviles.

Si volvemos al Volvo XC90, a los tapizados de lujo se suman las moquetas de nobuck del techo, los pilares e incluso las cortinillas. Podemos completar el ambiente de exclusividad del interior con inserciones en madera negra reciclada, malla metálica o fibra de carbono (en la versión R-Design). Si nos atenemos a los detalles, podemos disfrutar del cuero en el volante y la palanca de cambios; pero si queremos ir un paso más allá, Volvo nos ofrece una opción exclusiva: un pomo de cristal de diseño único a cargo de los maestros vidrieros suecos de Orrefors. 

Tecnología que multiplica las posibilidades

Volviendo al tema del confort, gran parte de la mejora en la ergonomía la hemos conseguido gracias a los avances tecnológicos. Al fin y al cabo, la tecnología cobra sentido cuando nos aporta una mejor experiencia al volante. Hoy en día contamos con asientos calefactados o ventilados para mantenernos calientes en invierno y frescos en verano; reguladores eléctricos (también en el volante) para mejorar nuestra postura; o faros con luz larga automática para no estar pendientes de no deslumbrar el resto de vehículos. Todas estas son ya innovaciones presentes en toda la gama de Volvo.

Si nos centramos en el XC90 T8 Twin Engine, algunos sistemas electrónicos servirán para multiplicar las buenas sensaciones al volante. Por ejemplo, el chasis activo Four-C se adapta al modo de conducción que escojamos en cada momento (Confort, ECO, Dynamic y Off-Road), así como a nuestro propio estilo al volante  (el sistema nos monitoriza 500 veces por segundo). Otro sistema, el Pilot Assist, nos ayuda a guardar la distancia de seguridad con otros vehículos, y a mantener nuestro coche dentro del carril, entre otras funciones. En este sentido, la tecnología no solo sirve para mejorar nuestras sensaciones conduciendo, sino también para aumentar nuestra seguridad al volante.

El mejor sonido para el mejor viaje

Pero si hay algo que marca el nivel del lujo y la tecnología en un coche, es el equipo de sonido. Se ha convertido en un sistema imprescindible para nosotros: el 90% de los conductores escuchamos música al volante. Al fin y al cabo, el equipo de sonido nos proporciona la banda sonora de nuestros trayectos y viajes en coche, y un mal equipo puede echar por tierra cualquier experiencia de placer a bordo.

El Volvo XC90 Híbrido ofrece varias opciones de sonorización del automóvil. Por un lado tenemos un sistema de alto rendimiento creado en colaboración con el fabricante norteamericano Harman/Kadon. Está compuesto por 14 altavoces de alta fidelidad, uno de graves ventilado por aire y un alimentador digital de 600W.

Todo este equipo ya debería bastar para cumplir con nuestras expectativas, pero Volvo guarda un plus para las versiones más premium. Se trata de un sistema de gama alta del fabricante británico Bowers & Wilkins desarrollado específicamente para el Volvo XC90, con 19 altavoces, incluido un impresionante subwoofer, y una potencia de 1400 W. El sistema cuenta con tres modos acústicos diferentes, incluido uno llamado Gothenburg Concert Hall, lo que da una idea de lo muy en serio que se ha tomado Volvo este apartado. Al igual que cada uno de esos detalles que hacen que conducir sea siempre una de nuestras mejores experiencias.