Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Los próximos cinco años van a ser claves para la consolidación de la automoción eléctrica; vehículos híbridos, híbridos enchufables, semihíbridos, eléctricos puros, eléctricos de autonomía extendida… Las estrategias que se han marcado los distintos gobiernos en materia de medioambiente, junto con las reducciones de CO2 que la Unión Europea se ha autoimpuesto, han disparado todas las previsiones de demanda de vehículos con motor eléctrico.


Disfruta de la tecnología de un motor eléctrico y la potencia de un motor de gasolina turboalimentado allí a donde vayas. El Volvo XC60 T8 Twin Engine te ofrece lo mejor de ambos mundos. Solo tienes que elegir el que mejor se adapte a tu estilo.

Los fabricantes de automóviles se preparan para atender esta demanda, pero el sector se pregunta si la industria será capaz de proveer la gran cantidad de componentes que hará falta para este crecimiento, entre ellos, la batería de ión-litio. Los últimos acuerdos cerrados por Volvo Cars con algunos de sus proveedores son una buena muestra de cómo se prepara la industria, y se verán reflejados en mejoras como las implantadas en el Nuevo Volvo XC60, uno de los modelos que cuenta con mayores opciones de motorización eléctrica en el mercado.

Las mejores baterías posibles para cada modelo eléctrico

La ingeniería Ricardo se dedica al diseño y desarrollo de soluciones energéticas para vehículos eléctricos, estando especializada en baterías. Además de fabricante y distribuidor, ofrece servicios de consultoría e ingeniería a sus clientes. Forma parte de la alianza PowerDrive, un grupo de empresas e instituciones de la talla del Centro de Procesos e Innovación de Wilton o el London University College, que investigan y desarrollan nuevas alternativas a los componentes actuales, como baterías en estado sólido.

Esta empresa británica está trabajando con Volvo Cars en el desarrollo de las celdas de baterías para los próximos modelos que el fabricante sueco lance al mercado. Por ejemplo, evaluará las opciones más adecuadas para cada versión eléctrica del Volvo XC60. El SUV mediano tendrá, además de la versión híbrida enchufable T8 Twin, versiones semi-híbridas o mild-hybrid tanto de gasolina como de diesel; estos semi híbridos disponen de baterías de 48 voltios que abastecen al motor eléctrico de apoyo y que se recargan por frenada regenerativa.

El proyecto de Volvo Cars y Ricardo consistirá principalmente en un extenso plan global de evaluación de las distintas baterías, poniendo el foco de atención en el ciclo de vida; Volvo cuenta ya con baterías de ión-litio diseñadas para durar toda la vida útil del vehículo. Además, el trabajo de la ingeniería abarcará tareas como el desarrollo de sistemas de control o la presentación de prototipos.

Garantizar el suministro de baterías para los próximos diez años

Este pasado verano nos llegaba la noticia de que Volvo Car Group formaba una alianza  con los fabricantes de baterías LG Chem y CATL, asegurándose durante al menos los próximos diez años el suministro de baterías de litio para los próximos modelos eléctricos de Volvo. Entre ellos estarían incluidas las versiones electrificadas del Volvo XC60, tanto híbridas como semihíbridas, y en general aquellas basadas en las plataformas modulares SPA2 y CMA.

LG Chem lidera el sector químico en Corea del Sur y buena parte del sudeste asiático; entre sus productos se encuentran los derivados petroquímicos, los materiales de altas prestaciones y las soluciones energéticas, como las baterías de ión-litio. Fue el primer fabricante asiático en abrir un centro de producción en Europa, en la localidad polaca de Kobierzyce (muy próxima a Alemania); la planta actualmente tiene una capacidad de producción anual de 100.000 paquetes de baterías (aproximadamente unos 6 GWH), aunque se espera que en 2021 aumente a 300.000 (15 GWh) tras la ampliación prevista.

A este centro pronto se le sumará otro, también en Polonia (se habla de Dolnośląskie, al suroeste del país), que contará con una inversión total de 325 millones de euros. Esta nueva planta arrancará con una producción inicial de 80.000 paquetes al año (5 GWh), aunque su capacidad irá aumentando progresivamente. Será la encargada de abastecer la creciente demanda futura de baterías, que se disparará según las previsiones de aquí a 2022; la producción actual del centro de Kobierzyce ya se encuentra comprometida con las líneas de producción de vehículos eléctricos actuales.

Más importantes serán las cifras de la nueva planta que LG Chem plantea en Estados Unidos, con una inversión de 1.700 millones de dólares. Su producción, aún por determinar, se uniría a la de la planta ya existente en Michigan, que cuenta con una capacidad anual de 200.000 paquetes de baterías. Se baraja que su ubicación esté en los estados de Kentucky o Tennessee, y al igual que ocurriría con la planta de Dolnośląskie, la producción de esta nueva fábrica en Norteamérica irá destinada a suministrar a Volvo Cars, para modelos como el XC60 T8 Twin Engine que tanto éxito está teniendo en Estados Unidos. Finalmente, LG Chem prevé invertir 930 millones de euros en ampliar sus plantas en China, que alcanzarían una espectacular producción de 500.000 paquetes de baterías al año, destinados casi en exclusiva al mercado asiático.

Aumentar la producción de baterías ante el aumento de la demanda

Por su parte, Contemporary Amperex Technology (CATL) fue fundada en la localidad china de Ningde en 2011, y cuenta con sucursales en todo el mundo. En 2018 fue el fabricante de baterías de ión-litio con mayor número de envíos en el mundo, con un volumen de entregas anual de 21,31 GWh. Su gran ventaja competitiva es que controla toda la cadena de valor del mercado: desde el desarrollo de las baterías y otras soluciones de almacenamiento, hasta su recogida y reciclaje.

El actual gran proyecto de CATL es su planta productiva en Erfurt, Alemania, actualmente en fase de construcción. El fabricante chino ha tenido que revisar al alza sus objetivos de producción, prevista en 14 Gwh al año en 2022 y 50 GWh en 2025. Sin embargo, ante las regulaciones de reducción de CO2 de la Unión Europea, y el consiguiente crecimiento en la demanda de vehículos eléctricos, CATL ha anunciado que aumentará la producción de su planta alemana hasta los 100 GWh. A esta gran fábrica podría sumarse pronto otra situada en Estados Unidos; el objetivo es convertirse en el mayor fabricante de baterías del mundo, y aunque actualmente se encuentra técnicamente por detrás de LG Chem, su ritmo de crecimiento augura una dura pugna.

El acuerdo entre CATL y Volvo Cars supone una alianza entre ambas con un alto grado de implicación. La automovilista sueca asesorará al fabricante chino en prácticas de desarrollo sostenible, el uso de energías limpias y la gestión de materias primas; por su parte CATL ayudará a Volvo en mejorar la eficiencia, sostenibilidad y transparencia en sus cadenas de suministro. Todo ello se hará a través de un equipo propio de CATL destinado en Suecia.