Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

En 1959, un ingeniero de Volvo, Nils Bohlin, realizaba la aportación más importante en la historia de la seguridad vial y el automóvil: el cinturón de seguridad con tres puntos. En los años anteriores hubo varios intentos de dar con un sistema que mantuviera a los ocupantes del vehículo en caso de colisión. Sin embargo, no tuvieron un gran éxito.

Una revolución que se convirtió en referencia

La revolución que Volvo inició en el ámbito de la seguridad con su cinturón se diferenció, no solo por ser un sistema más eficaz y seguro, sino también porque se introdujo por primera vez en un coche de fabricación masiva y porque, además, se liberó la patente. Desde entonces, el fabricante sueco ha sido la referencia en la industria en materia de seguridad vial. Así lo demuestran sus constantes innovaciones hasta la actualidad, como las que se encuentran en el Nuevo Volvo V60.

El cinturón de seguridad fue solo el principio de una historia ligada a la seguridad y a hacer la vida más fácil a los conductores a través de la tecnología. El por entonces director general de la compañía, Alan Dessell, explicaba que la decisión de liberar la patente fue visionaria. El principio inspirador con la seguridad vial de Volvo lo hizo inevitable.

Desde la fecha señalada, el sistema de retención ha salvado millones de vidas. Volvo ha seguido trabajando en esa línea con un objetivo en el horizonte. Se trata de que, llegado 2020, no haya ningún fallecido o herido grave consecuencia de un siniestro vial en un modelo nuevo de Volvo. Es una estrategia de referencia en la automoción que conecemos como Vision 2020.

Volvo y la seguridad vial

Un reto así está llamado a escribir un nuevo capítulo de la historia del automóvil. Volvo ya está introduciendo tecnologías revolucionarias que salvan vidas cada día. En ese sentido, el Nuevo Volvo V60 incluye sistemas innovadores de asistencia y seguridad que demuestran ser clave en situaciones arriesgadas.

El diseño escandinavo del Nuevo Volvo V60 parte de un denominador común: la robustez de su estructura. El acero de boro superresistente utilizado para su fabricación permite combinar una solidez única y capacidad de absorción y dispersión de la energía. Esto último minimiza las consecuencias en caso de colisión.

Pero es que además se convierte en el modelo de protección familiar ideal en el mercado actual si repasamos todas sus tecnologías de seguridad. Estas contribuyen a evitar numerosas situaciones de riesgo que se dan en las carreteras.

1) El cansancio al volante

El Nuevo Volvo V60 incluye una tecnología de conducción semiautónoma que conocemos como Pilot Assit. Activar este sistema aporta la prestación de ayudar a mantener la velocidad y la distancia con el vehículo que precede; o utilizar la corrección en la dirección para no abandonar el centro del carril.

Una de las grandes soluciones que supone para el conductor es que reduce el esfuerzo y, por tanto el cansancio, que podemos encontrar al conducir en autovía, tanto a una velocidad alta como cuando existe mucho tráfico.

2) Tomar curvas peligrosas

En la Unión Europea el sistema Pilot Assist se encuentra conectado al sistema de navegación, lo que permite sacar partido a la función de Adaptador de Velocidad en Curvas. Activada esta, adapta la velocidad del coche durante una curva para implementar precisión, rendimiento y comodidad del conductor.

3) Colisiones en ciudad por distracciones

City Safety es una tecnología que ayuda a prevenir colisiones en condiciones de conducción urbana, y que opera a velocidades por debajo de los 50 km/h. Cuando el sistema detecta una posible colisión inminente, los frenos se precargan. En el caso de que el conductor no frene, la frenada se produce de forma automática.

Esta prestación se activa con el arranque del vehículo. Sin embargo, es posible desactivarla ante posibles eventualidades que lo aconsejen, como por ejemplo, la presencia de nieve o hielo en el firme de la carretera. De esta manera, el sistema City Safety contribuye a evitar colisiones por posibles distracciones del conductor.

4) Salidas de la vía

Otra tecnología de seguridad que monta el Nuevo Volvo V60 y que tiene que ver con la frenada es la Ayuda de Permanencia de Carril (LKA). Esta contribuye a que el vehículo no abandone de forma accidental la carretera en un rango de velocidad que va de los 65 km/h a los 140 km/h. Activada esta función, el sistema realiza varias operaciones para reducir los riesgos:

  • En los casos en los que se detecta que circulamos por encima de la línea exterior de la carretera o por el arcén, toma el control del vehículo para devolverlo a la vía y activa los frenos por si es necesario para el mantenimiento en el carril.
  • En caso de salida de la vía y colisión inminente, aprovecha la estructura de absorción de los marcos del asiento delantero y tensa eléctricamente los cinturones de seguridad opcionales del resto de ocupantes. Esto ayuda a reducir las posibilidades de lesiones graves.

5) No más rasguños al maniobrar

La cámara 360° disponible para el Nuevo Volvo V60 ofrece una vista panorámica de todo el vehículo y el entorno que lo rodea. Permite, por ejemplo, ser más conscientes de la presencia cercana de otros vehículos u objetos y evita que podamos rozarlos al realizar maniobras como el estacionamiento o las que pueden darse en ciudad.

Se funcionamiento está basado en cuatro cámaras «ojo de pez» que equipa el modelo. Es posible activarla al circular por debajo de los 10 km/h a través de la pantalla táctil de la consola central.

6) ¿Aparcamiento imposible? Nunca más

El Nuevo Volvo V60 cuenta además con un asistente de aparcamientoavanzado. Este simplifica la maniobra de estacionar gracias a sus sensores que miden el tamaño de los espacios paralelos o perpendiculares mientras nos movemos entre ellos.

Esta información en tiempo real es especialmente valiosa para el conductor, pues permite conocer si es posible estacionar en el hueco elegido. La pantalla indica el momento en el que hay que meter la marcha y en el que se debe frenar. El vehículo se encarga de realizar por sí mismo el resto. Cualquier posible contacto con los coches u objetos de alrededor se reduce.

7) Emisiones contaminantes

El Nuevo Volvo V60 se adapta a los nuevos tiempos que vive la movilidad ofreciendo una motorización T8 Twin Engine híbrida enchufable. Esta permite sacar más partido al rendimiento del modelo adaptando los diferentes modos de conducción (eléctrico, térmico o combinado) a cada una de las necesidades que se presenten.

Volvo refuerza así su compromiso con una movilidad más sostenible y la reducción de emisiones contaminantes. Esto se ha convertido en uno de los grandes desafíos en los que la seguridad vial también se encuentra involucrada. Una ciudad segura es una ciudad cuyo aire no ofrece riesgos para la salud.

Además de aprovechar las ventajas medioambientales y de rendimiento de la conducción eléctrica, es posible sacar partido de las nuevas normativas urbanas. Con esta motorización se puede acceder a la zonas de acceso restringido para vehículos contaminantes o circular por carriles especiales VAO.

Garantías tecnológicas de seguridad

Los sistemas que monta el Nuevo Volvo V60 se suman a tecnologías ya presentes en anteriores modelos del fabricante, como el Control de Velocidad Constante Adaptativo, la Detección de puntos ciegos o la Luz larga activa. De este modo, comodidad y seguridad se funden en un único concepto.

Todo esto permite que hablemos de un coche inteligente que introduce las últimas novedades de Volvo en conducción semiautónoma gracias a los grandes avances logrados por programas como Drive Me. Así, el Nuevo Volvo V60 aumenta nuestra seguridad y control haciendo que factores de riesgo que comprometen la seguridad vial pasen a estar en peligro de extinción.